Wednesday, January 18, 2006

Que son los nevos?

Los lunares según el termino popular o los nevos, como realmente se llaman según la terminología dermatológica, son marcas, signos que se encuentran en la piel de todas las personas sean de cualquier sexo.
En algunos casos representan una característica familiar, un signo distintivo que se transmite de generación en generación.
Muchos lunares fueron considerados un don de los dioses y símbolo de nobleza, otras personas que nacieron con nevos gigantes, con relieves, textura y forma irregular fueron considerados malditos e hijos del diablo.
En esa época donde la medicina estaba poco desarrollada y los que se dedicaban al cuidado de la gente se basaban en la intuición, podían disponer de la vida de inocentes.
Actualmente los dermatólogos sabemos que son los lunares, porque se producen y reconocemos los malignos de los benignos, los que están en proceso de transformación de los que permanecen estables, nuestro juicio no esta basado en prejuicios sino son el producto de años de estudios.
Hoy sabemos que un lunar, aunque sea muy bello a simple vista, si lo evaluamos mediante modernos equipos de diagnostico, pueden estar transformándose, lenta o rápidamente, en melanoma.
Cada nevo tiene su propio patrón de crecimiento, por ejemplo al principio pueden ser planos, marrones y con el paso del tiempo pueden crecer, tomar cuerpo, hacerse verrugosos y desarrollar pelos, se forman por una alteración en el ordenamiento natural de los tejidos, pudiendo ser por una alteración genética, dando como resultado un exceso de tejido.
Podemos tener muchas marcas desde el momento del nacimiento que desaparecen a los pocos meses de vida este es el caso de los angiomas, estas dilataciones vasculares de diferente tamaño y de color rojo asalmonado, se pueden encontrar en la nuca o en la frente y los párpados, es por esta localización que se los conoce el picotazo de la cigüeña o el beso del ángel.
Aunque menos frecuentes los nevos melanociticos congénitos están también presentes desde el nacimiento o pueden aparecer durante el primer año de vida, son en general de un tamaño menor a 1,5 cm de diámetro y comprometen anexos como ser: glándulas sebáceas, folículos pilosos, estructuras vasculares y nerviosas, en menor porcentaje se pueden encontrar nevos melanociticos congénitos gigantes, estos ocupan el 30% de la superficie corporal, pudiendo tomar todo un miembro o la espalda, este tipo de lunares debe ser controlado frecuentemente ya que el porcentaje de malignizacion es mayor.
En la adolescencia, con el desarrollo hormonal se produce la aparición de nuevos lunares o el desarrollo de los que están presentes, esto suele llamar mucho la atención y es el momento en que inician la consulta dermatológica, esta conducta aunque aceptable no es la adecuada, ya que desde el mismo momento del nacimiento un dermatólogo debe controlar la piel.
Los mas comunes y conocidos por todos son los nevos melanociticos, de inicio plano pueden crecer rápidamente, sobrelevandose hasta hacerse cupuliformes, suelen tener un color marrón oscuro, de bordes netos pudiendo tener pelos en su interior.
Si las celulas nevicas (celulas formadoras del lunar) se ubican en epidermis y dermis superior el nevo se va a llamar de la union, estos predominan en la adolescencia, aunque pueden aparecer a cualquier edad, se pueden oscurecer durante los embarazos o al exponerse al sol.
Cuando las células nevicas se encuentran en dermis media se denomina nevo celular intradérmico y a excepción de palmas y plantas se pueden encontrar en todo el tegumento cutáneo y sobre todo en cara.
El nevó celular compuesto se presenta como una lesión elevada, pigmentada, marrón o negra y esta formada por células nevicas agrupadas en epidermis y dermis.
Todos podemos revisarnos nuestros lunares para reconocer tempranamente los cambios, existe una regla muy simple y practica que es el A-B-C-D del melanoma y si se observan las siguientes alteraciones, la consulta dermatológica se torna urgente.
A: Asimetría, cuando la mitad de un lunar no se parece a la otra mitad.
B: Borde, cuando es irregular.
C: Color, cuando presenta mas de 2 colores o tonos de un mismo color (azul, marron claro u oscuro, negro, rojo)
D: Diámetro, cuando es mayor a 5mm.

Este autocontrol debe hacerse periódicamente y es una útil forma de prevención, obviamente al ser un método de autoevaluación, el criterio diagnostico estar de la mano de la misma persona, por esto no es preciso y ante la menor duda se debe realizar la consulta.
Lo mas conveniente es que el dermatólogo le enseñe en forma precisa cuales son los criterios diagnósticos para disminuir los errores de percepción propios de un ojo no entrenado.
Los dermatólogos estamos entrenados para ver mas allá de lo que la simple vista lo permita, para esto contamos con diferente medios auxiliares de diagnostico, actualmente existe un equipo de diagnostico de nevos mediante tecnología de epiluminiscencia, tal es el caso del Molemax II, que permite el escaneo total de la piel permitiendo observar cada lunar como si tuviéramos un microscopio y de esta forma ver precisamente la ultraestructura y las alteraciones mínimas, además permite guardar en un archivo especial las imágenes de cada uno de los pacientes, esto es sumamente útil ya que permite seguir toda la cronología de los lunares año tras año; de esta forma solo se escindirán los lunares en proceso de transformación maligna, evitando cirugías inútiles con la posibilidad de producir cicatrices anormales.
Hay quienes piensan que el rasurado de los pelos puede alterar los lunares y ser el inicio de un cáncer, esto no se ajusta a la verdad, ya que el afeitado superficial no modifica la ultraestructura celular.
Muchos se preguntan porque debemos controlarnos los lunares, la compresión de la respuesta puede salvarle la vida, ya que el melanoma, es dentro de los cánceres el que nos puede llevar a la muerte con mayor facilidad, es en la actualidad, en las mujeres, el segundo en frecuencia.
El melanoma in situ, es aquel melanoma que no ha dado metástasis, no se ha ramificado en los demás órganos su diagnostico precoz y su tratamiento urgente, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.
NEVO (Lunar) - Es el nombre dado a un crecimiento anormal de la piel que se llama Hamartoma. La mayoría de los nevos son benignos. Los nevos planos corresponden a los que se llaman lunares de unión, Los nevos sobreelevados son los que se llaman nevos o lunares compuestos. El tipo de sobreelevación depende en parte del numero y localización de las células del lunar en la profundidad de la piel. Los lunares pueden estar presentes desde el nacimiento o se pueden presentar mas tardíamente, estos últimos se llaman adquiridos. Los lunares son raros en la infancia y se incrementan durante la niñez, hacen una meseta durante la edad adulta y a veces desaparecen en la vejez.

NEVOS - Nevos Congénitos, se refieren a los lunares melanociticos que están presentes desde el nacimiento. Este tipo de formación se ve en el 1% de la totalidad de los niños y se definen por su tamaño en pequeños, medianos y gigantes. A. Menos de 1.5cm, B 1.5 a 20cm y C. mas de 20cm.Este tipo de formaciones varían de acuerdo al numero de células pigmentarias, vasos sanguíneos y otras estructuras. Hay un riesgo cierto para que se transformen en Melanoma en aquellas variantes que correspondan a nevos gigantes congénitos. El riesgo es extremadamente bajo (menos del 1%)para aquellos nevos pequeños e intermedios.
Generalmente lo que se debe hacer es fotografiar los lunares o tomarles una imagen dermatoscópica digital dejar la imagen almacenada para futuros controles y comparar para decidir tratamiento. Se extirparan aquellos lunares sospechosos de ser precursores de melanoma maligno. O ante cualquier cambio que se desarrolle en un lunar de acuerdo a la regla ABCD

NEVO - ATIPICO, (NEVO DISPLASICO) - Se refiere a una formación benigna que tiene un riesgo inherente para ser un marcador o un precursor verdadero para el desarrollo de melanoma. Como el término displásico genera controversia, ahora nos referimos a esos lunares como “atípicos”. Los nevos atípicos tienen mayor riesgo de desarrollar melanoma si hay un gran numero de ellos en el cuerpo (Síndrome del nevo atípico familiar)o si hay un antecedente personal o familiar de melanoma. Hay una gran disparidad en lo que se refiere a que porcentaje de esos lunares van a desarrollar un melanoma, el rango es amplio, desde un 1% hasta un 83%. En resumen los lunares atípicos son generalmente estables y benignos, pero si hay un antecedente importante de melanoma personal o familiar de melanoma, o ese lunar se inflama, se debe extirpar. Si se informa como marcadamente atípico en la histología se debe efectuar una cirugía con márgenes de seguridad de 0.5 mm de diámetro. No es claro si los lunares atípicos son así en si mismos o tiene un riesgo elevado para el desarrollo de melanoma. Algunos postulan que solo el 25% de los melanomas aparecen en nevos atípicos y la mayoría (75%) aparece en piel sana. Así es que se recomienda efectuar controles cada 4-6 meses en aquellos pacientes con diagnostico de nevos atípicos diagnosed y que están en bajo riesgo (Ej., Antecedentes de melanoma personal o familiar, inflamación de la lesión, y biopsia comprobada con atipia moderada o leve).

Hay tres tipos de canceres de piel: Carcinoma Basocelular, el mas común; el Carcinoma Espinocelular, el segundo en frecuencia , y el Melanoma , el más mortal de los canceres de piel.
Los factores que influyen en el desarrollo de un cáncer de piel son: predisposición genética, edad, grado de exposición a la radiación ultravioleta and the degree (Ej., Quemaduras, ampolladuras del sol) que haya sufrido a lo largo de su vida. La mayor parte del daño solar ocurre antes de los 18 años de vida (El 90% del daño solar provocado en la piel ocurre entre el 1er año de vida y los 18 años) por lo que es muy importante proteger la piel durante ese periodo de la vida.
Generalmente pasa mucho tiempo entre una serie de exposiciones intensas al sol y el desarrollo de un cáncer de piel. Lo que preocupa a los dermatólogos, es que vemos un aumento de todos los tipos de cáncer de piel y un aumento del numero de casos que ocurren en la población joven. Un ejemplo es el cáncer de piel Melanoma, en este momento en el ranking del cáncer mas mortal en mujeres entre los 25 y 30 años.

Lunares normales
Los lunares pueden aparecer en cualquier parte de la piel, solos o en grupos.Son generalmente pardos y pueden tener varios tamaños y formas. El color marrón esta dado por los melanocitos, que son células especiales que producen melanina, el pigmento de la piel.
Los lunares son determinados probablemente antes de que una persona nazca. La mayoría aparecen antes de los 20 años de la vida, a pesar de que algunos aparecen en la adultez. Las exposiciones solares aumentan el numero de lunares.
Cada lunar tiene su propio patrón de crecimiento. Al comienzo los lunares son planos, oscuros, rosados o negros como una peca. Cuando pasa el tiempo generalmente crecen en tamaño y desarrollan pelos. A medida que pasan los años, los lunares cambian lentamente, volviéndose elevados y más claros en el color. Algunos no cambian. La mayoría de los lunares desaparecen lentamente como esfumándose. Otros se sobreelevan y pueden desarrollar un tallo y eventualmente caer de la piel o ser arrancados accidentalmente.
Este es el ciclo típico de vida de un lunar común. Estos cambios ocurren lentamente ya que el ciclo de vida promedio de un lunar es de 50 años.
Los lunares se pueden oscurecer cuando se exponen al sol. Durante la adolescencia, con los anticonceptivos y el embarazo,los lunares se oscurecen y agrandan frecuente mente y también pueden aparecer nuevos.

Tipos diferentes de lunares
Estudios recientes muestran que ciertos tipos de lunares tienen un promedio de riesgo mayor de volverse cancerigenos. Algunos pueden transformarse en melanoma maligno. Las quemaduras solares aumentan el riesgo de padecer melanoma. Las personas que tienen un promedio mas elevado de lunares que lo general (mayor de 100)tiene también mayor riesgo de melanoma.
Los lunares están presentes desde el nacimiento en aproximadamente 1 de cada 100 personas. Estos se llaman nevos congénitos. Estos lunares son mas capaces de desarrollar un melanoma que los adquiridos con posterioridad al nacimiento. Cuando un nevo congénito tiene un diámetro mayor de 20 cm, tiene un gran riesgo de desarrollar melanoma.
Los lunares conocidos como nevos atípicos o displásicos son mas grandes que los nevos promedio( generalmente mas grandes que el extremo posterior de un lápiz)y son de forma irregular. Tienden a tener un color desparejo con centro marrón oscuro y bordes mas claros o rojizos y desparejos. También pueden tener puntos negros en los bordes. Estos lunares generalmente son de carácter familiar.
Las personas con nevos displásicos tienen mayor posibilidad de desarrollar un melanoma maligno que el promedio del resto de la población. Esta población debería ser vista con mas regularidad por el especialista dermatólogo para revisar ciertos cambios sospechosos, que pueden llevar a un melanoma. También deberían aprender a efectuar un autoexamen con regularidad para buscar cambios en al tamaño o color o aparición de nuevos lunares. También tendrían que proteger sus lunares del sol usando pantallas solares o ropa adecuada.
Es muy importante reconocer los signos tempranos del melanoma. Recuerde la regla del ABCD del melanoma cuando revise sus lunares.

A - se refiere a Asimetría, cuando una mitad del lunar no es igual a la otra.
B - se refiere a Borde, cuando este es esfumado, irregular o geográfico.
C - se refiere a Color, cuando el mismo no es uniforme en todo el lunar, y tiene distintos tonos de marrón, negro, rojo, blanco o azul.
D - se refiere a Diámetro, cuando el diámetro de un lunar es mayor a 6 mm, como el tamaño de una goma de borrar en el extremo de un lápiz.

Si un lunar muestra cualquiera de estos signos, debe ser revisado con urgencia por un dermatólogo.
Mucha gente tiene lunares chatos. Es importante recordar que no todos los lunares se ven igual. Pueden tener el mismo color de la piel o ser rosados, marrón claro u oscuro, negros o hasta negro azulado. Pueden ser redondos u ovales, o de forma levemente irregular. Pueden ser planos o sobreelevados, pequeños o grandes, con o sin pelo, moteados o uniformes. Si el aspecto de un lunar lo preocupa o cambia repentinamente debe consultar inmediatamente a un dermatólogo.

Otras formas de pigmentación de la piel
Si usted mira su piel detenidamente, puede notar manchas más oscuras que no son lunares. Las pecas son las más comunes de estas manchas. A diferencia de los lunares son raramente más grandes que el tamaño de una arveja, aunque algunas veces se pueden unir unas con otras y parecer más grandes. La exposición solar hace que las pecas sean más oscuras y que luego se aclaren en el invierno. Mientras que los lunares pueden estar en cualquier parte del cuerpo, las pecas, solo se limitan a las zonas expuestas al sol, como la cara, cuello y parte superior de la espalda. Las personas rubias y pelirrojas tienen pecas con mas frecuencia.

Freckles
Luego de los 40 /50 años una persona puede adquirir otras lesiones oscuras que no son lunares. Pueden aparecer crecimientos como verrugas amarronadas que aparecen e la cara y tronco, y que parecen como si estuvieran pegadas en la piel, estas son lesiones benignas llamadas queratosis seborreicas.
También pueden aparecer múltiples manchas marrón grisáceas en las muñecas, dorso de las manos, antebrazos, y cara, pueden ser lentigos actínicos. También llamadas manchas de la vejez o hepáticas, a pesar de que no tiene n nada que ver con la vejez o el hígado". Estas son manchas solares. Los lentigos actínicos y las queratosis seborreicas son fácilmente diagnosticadas por los dermatólogos y no son cánceres.

Tratamiento de los lunares
La mayoría de los lunares y otras manchas son benignos (no son cáncer). No son una amenaza para la salud de una persona que los posee. Las manchas o marcas que merecen atención medica, son aquellas que presentan alguna característica fuera de lo normal, las que son diferentes de los lunares corrientes que existen en la piel. Esto incluye cualquier cambio de tamaño, forma, color, sangrado, picazón, dolor, o que aparece como “nuevo lunar” en la piel de una persona mayor de 20 años.
Ocasionalmente un lunar puede presentar un crecimiento canceroso. Por lo tanto lo mejor es ir por consejo medico, si nota un lunar que no sigue el patrón normal antes mencionado. Solo un dermatólogo puede asegurarle que un lunar es benigno. Para lograr esto, el medico debe estudiar la pieza bajo un microscopio para un diagnostico de certeza.
El dermatólogo extirpara el lunar para que sea analizado en laboratorio y seccionado en forma seriada para ser examinados en el microscopio. Este procedimiento es simple e indoloro. Si la lesión fue extraída parcialmente y se ve que es cancerosa, se debe extraer totalmente y sacar un margen de lesión extra para seguridad.
A person may wish to get rid of moles that are in areas of trauma, where clothing can irritate them, or simply because they are unattractive. The most common methods of removal include numbing the spot and then shaving the mole off, or for some moles, cutting out the entire lesion and stitching the area closed.
La mayoría de los procedimientos para extraer un lunar toman poco tiempo y se puede efectuar en el consultorio dermatológico. A veces puede pasar que un lunar vuelva a aparecer luego de extirpado. Si un lunar extirpado comienza a surgir nuevamente, el paciente debe volver a consultar con el dermatólogo.

Mas sobre lunares
Mucha gente se pregunta si es correcto y seguro afeitar los lunares o depilarlos. Las investigaciones medicas demuestran que la irritación como el afeitado no causara que el lunar se vuelva canceroso. También puede pasar que una persona quiera extraer lunares en un área que se afeita frecuentemente, ya que resultan irritados.
Algunos lunares tienen pelos, esto puede ser considerado por algunas personas como poco atractivo. Los pelos pueden ser cortados a la altura de la superficie de la piel o extraídos permanentemente con depilación láser. Con la extracción del lunar a veces también se puede extrae el pelo de acuerdo a la profundidad del mismo.
Otra forma de disimular un lunar es maquillándolo. Hay cosméticos específicamente diseñados para taparlos, tapan manchas y otros defectos y proveen mejor cobertura que los comunes.
La mayoría de los lunares no causan problemas pero ocasionalmente puede ser inestético para una persona, o puede estar irritado, o ha cambiado de forma. i usted ve cualquier signo de que un lunar haya cambiado su aspecto o desea extirpar alguno por razones cosméticas, consulte siempre con un dermatólogo.

No comments: